El poder de la mente sobre nuestra economía Episodio 2

Hasta hace relativamente poco el mencionar esta frase se encasillaba en el mundo circense con la mujer barbuda, el hombre elefante y el leedor de mentes, gracias a Dios todo esto ya es parte del pasado pues aunque entretenía a la población también llevaba a error en muchas de sus actuaciones.

Hoy en día con la física cuántica, la metafísica y el comienzo de una nueva era, quien más o quien menos ya ha leído frases o libros que tratan sobre el tema de nuestra mente, y no solo me refiero a lo del 10% utilizado en ella si no a cosas más prácticas como la automotivación, autosugestión, hipnosis conductiva y meditación guiada. Pero si eres uno de los pocos que aun así no te suenan todas estas palabras y te vienen de nuevo, te daré una pequeña introducción antes de adentrarme en el tema que nos interesa.

Dentro de la literatura hay mucho escrito sobre el tema pero la verdad que realmente bueno la cantidad se reduce considerablemente, aunque hay una obra que destacaría por su fama y no tanto por su contenido, en cuanto la mencione estoy seguro que el 99% de vosotros sabréis sobre ella, el libro en cuestión es de la autora Rhonda Byrne y se llama El Secreto, este libro abrió la mente de millones de personas en el mundo pero a la vez con el tiempo fue desvaneciendo la ilusión de muchas de estas personas por no abe entendido que el libro solo pretendía dar una introducción a algo mucho más grande que el gran secreto de la ley de la atracción, la física cuántica, la metafísica y las leyes universales se escondían detrás de su portada, y quien no fue suficientemente ávido para seguir buscando se quedó con la simple pero no por ello importante frase de pide y se te dará.

Yo fui de los que busque debajo del polvo como se diría, y no me quede con el índice de un simple libro y comencé a devorar libros y libros que con cada uno de ellos me traía a por lo menos dos más, lo cual fue el comienzo de quitar el grano de la paja, de los cuales que se merezcan una digna mención están “La actitud mental positiva y Piense y hágase rico de Napoleon Hill y W. Clement Stone” “Aprende a atraer riqueza, salud y felicidad de Esther y Jerry Hicks” “El poder de la ahora de Eckhart Tolle” “Autobiografía de Benjamín Franklin” ”Sana tu cuerpo, Usted puede sanar su vida y El poder está dentro de ti todos ellos de Louise L.Hay” “Aunque tenga miedo hágalo igual de Susan Jeffers” “las siete leyes espirituales del éxito de Deepak Chopra” “Mensajes del agua de Masaru Emoto” “ ¿i Y tú qué sabes!? De diversos autores” y para mi uno de las joyas de la corona “Desarrolla tu cerebro y Deja de ser tú de Joe Dispenza” que es uno de los autores de ¿y tú qué sabes?

De estos y algunos más pude sacar muchas conclusiones, pero una de las más importantes que cambio mi vida fue que el poder de nuestra vida está en nosotros, el verdadero poder está en nuestras mentes, lo cual como podéis sospechar fue todo un revés en mis creencias pues hasta ese momento como casi todas las personas creía en el destino, en que si me ocurría algo era por causa de los demás y lo peor de todo que la responsabilidad de lo que me avía ocurrido me estaba ocurriendo y me iba a ocurrir dependía de como yo pensaba.

Por supuesto esto puede chocar con mentes muy analíticas pero tranquilo si tú eres una de esas mentes cómprate solo un libro “Desarrolla tu cerebro de Joe Dispenza” analiza casi quirúrgicamente el por qué nuestro cerebro actúa como actúa para conseguir un propósito física y químicamente, ahora eso si prepárate para entender un montón de nomenclaturas científicas.

Ya dando una extensa bibliografía y entrando de puntillas en un tema tan complejo, podría sintetizarlo con que cuanto algo lo deseamos y damos los mensajes apropiados a nuestras neuronas, todo se conjuga para que eso ocurra, diciéndolo de otra manera si realmente creemos que algo sucederá no lo dudes que tarde o temprano ocurrirá.

Y si no recuérdate del episodio, anterior cuando te decía que todo lo que avías estado escuchando a lo largo de tu vida, te avía condicionado a tu forma de actuar con el dinero, pues de una u otra forma tú te creías cada uno de los mensajes negativos que escuchaste a lo largo de tu vida y sin más lo creaste.

Como te dije al principio es un tema muy extenso y que daría para muchos coloquios, pero te aseguro que si no estás convencido de tu transformación económica, podrás ganar mucho dinero, adquirirlo con herencias o loterías, pero nunca estarás preparado para manejarlo si tu no lo crees.

Y sin más te deseo una feliz vida y te mando un beso de todo corazón.