Mente positiva mente negativa episodio 3 en mejorar mi economía

¿Si aceptamos el hecho del poder de nuestra mente? Está claro que es infinito pues nuestra mente no tiene límites ya que los límites los pone nuestro consciente. Por lo cual la conclusión hacia estos hechos si los aceptamos es que dichos límites los ocasionamos nosotros y si hay alguna cosa que no podemos realizar es básicamente por nuestro consciente no por nuestra mente. Si claro! Me diréis, entonces según esta teoría podríamos volar o auto trasportarnos en el tiempo, incluso podríamos ser inmortales. Pues bien yo no voy a ser quien os de la respuesta a dichas preguntas, pero si voy a dejar una semilla para que germine o no en vuestra mente.

Cuando el mundo se formó, sea de la forma que tu creas que lo hizo (Dios, Mahoma, el Bing Bang, etc.) Tan solo existía Vegetación, micro organismos, insectos animales, agua y en algún momento el hombre. En ese momento no avía aviones, coches, trenes, rascacielos, aparatos de última generación médica, ropa, todo lo que en una casa se puede encontrar, etc. Pero en cambio todo lo que hacía posible que esos aparatos o utensilios existiera estaba en la tierra, y así estuvo hasta que un pensamiento lo creo, ninguno de los minerales que se utilizan para construir dichas cosas, vino del espacio exterior, ya estaban en la tierra cuando el hombre vivía en las cavernas, cada una de las cosas que se necesitan para construir un avión ya estaban entre nosotros hace miles y miles de años, pero tuvo que ser poco a poco con pequeños descubrimientos que llegara el día en que todas las piezas de un avión se ajuntaran para poder volar, y cada uno de esos descubrimientos como otros fueron posibles por un pensamiento, por un sueño, por una ilusión. Por lo que no puedo contestar a las auto preguntas del principio es básicamente porque si a Albert Einstein le hubieran dicho en horas antes de morir que un día hablaríamos por teléfono sin un cable y podríamos mandar fotos en ese mismo teléfono incluso podríamos escuchar música o podcast, estoy casi seguro que habría dicho me hubiera gustado verlo.

Y ahora la pregunta es ¿y podemos llevar ese poder o esos pensamientos hacia actos o ideas negativas como positivas? si aceptamos lo expuesto aquí, por supuesto que sí, de echo es lo que hacemos, constantemente estamos debatiendo nuestra mente entre el bien y el mal, lo positivo o lo negativo, lo correcto o lo incorrecto, por lo tanto constantemente estamos creando pensamientos negativos y positivos que a su vez se convierten en realidad creada por nuestra mente. Entonces podríamos preguntarnos ¿Por qué los creamos? Y la respuesta es básica, pues la línea que separa lo correcto de lo incorrecto está trazada a conveniencia de cada momento de la historia, del país, del entorno donde crecemos, de nuestra familia y de nuestra forma de ser.

Existe un dicho que dice que nadie nace con xenofobia, ideales, violencia, sentimientos etc. Si no que se crean según donde naces y vives, por lo tanto dependemos mucho de cómo somos de las condiciones descritas anteriormente.

Y ante estas conclusiones podríamos preguntarnos ¿Porque nos atraen más los pensamientos negativos que los positivos en el mundo? Y sería realmente una pregunta de tesina, pues la realidad es que si damos un vistazo al mundo y su historia parece marcada de cicatrices de guerras, revoluciones, asesinatos, robos, violaciones, etc. Ante esto y quiero dar mi sincera opinión antes de continuar, es lo que yo siempre digo a mis alumnos, pacientes, amigos y familiares, el ruido de una bomba es más fuerte que el beso de Amor, y que quiero decir ante esto, que todo esto de las guerras asesinatos y demás sí que es cierto que existen y posiblemente más de lo deseado y la mayoría de veces nos enteramos, pero cuando uno besa a otro, o alguien ayuda a otra persona incluso algunos arriesgan sus vidas por los demás, la mayoría de veces no nos enteramos por que no vende en las noticias, porque nadie lo grita a los cuatro vientos o por lo que sea.

Dicho esto, sí que es cierto que tenemos una tendencia hacia lo negativo innata en nosotros y básicamente es porque basamos la felicidad en el exterior de nosotros desde que el hombre es hombre, siempre buscamos algo en que compararnos o superarnos lo cual no es malo en cierta manera pues gracias a ello tenemos todos los logros conseguidos, pero si lo llevamos al extremo y el espíritu de superación no es capaz de acondicionarse a nuestras posibilidades, entonces es cuando se convierte en destructivo. Imagina que tu vecino te dice que va a comprar 1000 acciones de x compañía (lo cual no es aconsejable nunca escuchar a tu vecino e ir detrás como loco) y te asegura que en un mes se doblara su capital, pero tú que te avías montado un plan de ahorro, comienzas a pensar, claro si tuviera más dinero, fui tonto cuando compre el coche, mira lo bien que sabe llevar sus finanzas Fernando (mi vecino) etc. Estas entrando en un buque de auto compasión y castigo lo cual solo te traerá más pensamientos negativos.

Y ¿Cómo remediar una vida de negatividad? Pues solo hay una forma fácil y difícil, si las dos cosas a la vez, fácil porque es realizar lo mismo que hemos hecho a lo largo de nuestra vida pero con pensamientos positivos, de superación y creativos. Difícil porque estamos acostumbrados a lo contrario, a ver el vaso medio vacío y querer que toda una vida la transformemos en un mes no es que sea difícil es literalmente imposible, si a esto le adjuntamos que vivimos en la era de la rapidez y todo lo queremos para ayer, tenemos el cóctel perfecto para seguir como hasta ahora sin cambiar nada.

Pero si eres de los que quieren cambiar porque ven que su camino no les lleva a ninguna parte, te pediría montar un plan o camino, perseverar en tu idea, no dejar de levantarte ante las caídas (por que las tendrás)y flexibilidad para poder modificar trazos de tu camino si así ves que tu destino será mas adecuado.

Y si me preguntas ¿Existe esperanza? Mi contestación es rotundamente SI, pero dependerá totalmente de TI y de nadie más.

Y sin más te deseo una feliz vida y te mando un beso de todo corazón.