Como ya sabes desde la crisis del dos mil ocho la gente de a pie como tú y yo tenemos una cierta desconfianza no solo a la política sino al mundo financiero  y más concretamente por tenerlo en la cercanía al banco de toda la vida y a sus directores y empleados, ya sea por los escándalos de las preferentes o por los grandes huecos económicos que han dejado  atrás las cajas de ahorros tal como Bankia. Y por si esto no fuera poco nuestros gobiernos dan por hecho que el dinero que se prestó para cubrir tales desfalcos no se va a recuperar ni en un cuarto por ciento.

Y ante todo esto la pregunta sería ¿Qué puedo hacer? Por qué nos guste o no necesitamos en mayor o menor medida de dichas entidades, pues la gran mayoría de los sueldos o cobros se reciben por ellas, y por no decir el noventa por ciento de los recibos pasan por sus oficinas. En primer lugar no somos anarquistas del sistema (bueno casi la mayoría de personas) y por otra parte ya no se puede regresar a los días de que te daban un sobre en la empresa y pagabas tu mism@ los recibos.

Pues está claro que como el dicho ese de si no puedes con tu enemigo alíate a él, pues básicamente es eso lo que tenemos que realizar quizás no unirnos pero si conocer más sobre ellos o como sería lo mismo el lenguaje que utilizan que no podemos entender y tantos disgustos ha dado en el pasado y ya que estamos en el refranero popular, el saber no ocupa lugar y yo añado en este caso nos puede evitar de sobre salto.

Lo primero que tienes que hacer y es muy importante, es quitarte el miedo hacia preguntar y si cabe discutir con los banqueros, nunca te quedes con una duda ni siquiera si estas en una notaría firmando una hipoteca, tienes todo el derecho y te digo más el deber de preguntarle al notario todo lo que no entiendas, recuerda que le pagas tu tanto a él como al banquero de turno. Sobre esto mismo tienes que tener muy claro que un banco no deja de ser un comercio que en lugar de vender pescado o verduras vende productos financieros, si financieros! Que no dejan de ser como he dicho un préstamo sea de la índole que sea, un plan de jubilación, un fondo de inversión, una cuenta remunerada, etc.

Una vez le pierdas ese miedo, el siguiente paso sería conocer bien los productos que tienes ya contratados con tu entidad, pues por si no lo sabes hay muchos de ellos que puedes traspasarlos a otro banco si te da unas condiciones mejores para ti, y recuerda lo que siempre digo que un céntimo es el principio de cualquier cantidad aunque sea millonaria, y por su puesto si lo puedes ahorrar o ganar es tuyo y de nadie más. Por lo que para poder realizar todo esto tendrás que hacer como en un mercado, buscar la mercancía que se adapte más a ti ya sea por más económica o por más segura, incluso por una mezcla de las dos, mira otras entidades, compara tus productos con los suyos, analiza si te sería conveniente dado el caso de traspasar lo que buscas a esa entidad, recuerda que no hace falta que los huevos estén todos en la misma cesta o dicho de otra manera que puedes tener ciertos productos en una entidad y otros en otra e incluso en más de dos, pues lo importante y esto te tiene que quedar muy claro es que al finalizar el año tu tengas el máximo de beneficio posible ya sea por ahorro de pagos o por ganancias en inversión.

Está claro que aparte de todo esto necesitas conocer ciertos términos pues no se trata de que tengas que ir a tu banco con el desayuno la comida y la merienda de tantas preguntas que realices, y por ello tanto en mi WEB https://mejorarmieconomia.com/ la zona de Blog como en mi canal YouTube https://www.youtube.com/channel/UCIY6pg12xideW-fPr4G7ELw?view_as=subscriber voy a realizar, unos micro videos con palabras que se dan en el mundo de las finanzas como el PIB, TAE, Anualizado, porcentual, etc. El serial verá la luz el día seis de octubre del dos mil diecisiete, es un viernes y a partir de la fecha cada viernes saldrá uno con una palabra nueva, por que como te he dicho lo mejor es entrar por la puerta con la cabeza bien alta y sabiendo que hablaras de la misma forma que ellos y de esa manera las preguntas serán esporádicas.

Con todo esto tendrás la seguridad de que si pierdes dinero no será por un engaño o un mal entendido sino porque quizás como pasa en el mundo bursátil aunque creas que has escogido un producto bueno, el tiempo te puede quitar la razón, pero eso le pasa tanto a ti como a Ana Botín.

Y sin más te deseo una feliz vida y te mando un beso de todo corazón.