Hoy vamos a ponernos manos en la obra para que este fin del verano no sea una pesadilla.

Por lo tanto respira y relájate antes de seguir adelante, si necesitas música póntela o una copa de vino aunque relajarse demasiado tampoco sería bueno, una vez tengas bajo control tu mente relajada siéntate en la mesa con papel y boli, pon todos los gastos con su definición (libros del colegio 100 €) uno detrás de otro del mes de septiembre, a continuación coges otro papel y haz tres partes en el papel ósea divídelo en tres partes, la primera pones urgente, la segunda pones importante y la tercera en espera, una vez realizado esto pones un papel junto al otro y vas situando cada gasto en la columna correspondiente para tener una orientación muy concreta de nuestra situación.

Si te encuentras en el caso de que ves las cosas más claras y no es tan grave la situación, Felicidades,  en caso contrario comienza por la lista de urgentes y enuméralas por orden de pago, haces lo mismo con las otras dos columnas por separada cada una de ellas, a esto se le llama priorizar por lo que si te encuentras en una situación comprometida de impago busca la que pudieras solucionarla hablando con la persona indicada de ese cobro a ver si llegáis a una solución amistosa, sé que es violento pero más violento es hacerte el despistado y dar esquinazo al cobrador del freak y además te servirá para cuando llegamos a cómo solucionar esto antes de que pase, recuerda que los excesos se pagan más tarde o más temprano aunque no lo debes de ver como un castigo más bien como una lección.

En el caso que aun así sea imposible remediar los impagos, tendrás que recurrir a lo que tanto critico yo, buscar el dinero en terceras personas ya sean familia, amigos o bancos, y de verdad deseo que te sirva como una lección para prepararte para el siguiente año.

De acuerdo nos olvidamos ya de este septiembre negro y nos preparamos para el del año siguiente cogiendo como referencia lo gastado en este y restando las cosas en las que sabes que te has excedido, la cantidad que te de la divides por tantas pagas tengas al año y vas separando ese rincón cada mes como intocable para cuando llegue el Septiembre que viene solo tengas que preocuparte de ir a comprar lo que necesitas.

Debemos de ser conscientes de que todos tenemos unas limitaciones en todos los sentidos, hasta económicamente, si no podías hacer ese crucero pues apúntatelo para el año que viene no repetir, si no podías ir cada día de cañas lo mismo. Es muy importante en una correcta economía conocer nuestros límites y adaptarnos a ellos como haría un corredor de fondo preparándose para una carrera, como he dicho al principio los excesos se pagan y a veces su coste es tan grande que nos vemos avocados a una cuenta atrás sin retorno. Por lo tanto debes entrenarte como quizás agás en el gimnasio, saber qué ejercicio puedes hacer o no, aprender de los errores para no repetirlos y por supuesto saber y ser conscientes de que la vida se puede vivir de muchas maneras diferentes y lo que la hará excepcional será como la afrontes tú.

Y sin más te deseo una feliz vida y te mando un beso de todo corazón.