Para saber cómo está tu economía

Una vez ya hemos analizado la importancia que tiene nuestra mente en los actos que realizamos diariamente, debemos averiguar ¿En qué estado se encuentra tu economía? Pues no será lo mismo el tratar una economía maltrecha de un indigente a la de una persona que sus ingresos netos estén por encima de los tres mil euros. Aunque tengo que matizar que para que una economía este saneada, no solo depende de la cantidad de dinero que se gana, sino de cómo se administra dicho dinero, pues está claro que por mucho que se gane si se gasta más de lo ganado, tal economía será totalmente caótica.

Una vez aclarado esto, debes preguntarte primero en qué estado se encuentran tus cuentas, y si el resultado fuera desfavorable ver el motivo del porque se encuentran en esta situación, ya que podría deberse a unos ingresos por debajo de lo mínimo necesario para vivir, o porque no tienes control de tus cuentas y gastas sin ni siquiera saber si puedes hacerlo.

A mí me costó cuarenta y cinco años descubrirlo, con las consecuencias que esto conlleva, angustia, ansiedad, autocastigo, depresión, etc. Mi recuerdo de aquellos años es que tenía excusa para cualquier autoinculpación de malgastar mi dinero, de hecho me creía mis propios argumentos, que si la vida está muy cara, que si cobro poco, que de esta situación nunca se sale, etc.  Hoy visto en perspectiva me doy cuenta de la capacidad que tengo, de llevar las situaciones hacia donde me interesa.

Pero la vida te pone pruebes otra cosa es que las queramos reconocer, y en mi fue que me dio la oportunidad de ganar mucho dinero, y de todo lo contrario, y al analizarlo desde la distancia te das cuenta que no se trataba de la cantidad de dinero que tuviera, sino de que no tenía no ni idea de administrarlo debidamente.

Por eso decidí realizar un  borrón y cuenta nueva y crear un programa que cambiara mi forma de manejar mi economía. Directamente pase a lo largo de cinco años, de estar siempre justo o debiendo, a tener mis primeros ahorros y más tarde poder invertir con ellos, lo cual está claro que me dio la oportunidad de reconocer que la equivocación no está en el sistema si no en como tu manejas dicho sistema, y es más, que si realmente tienes una economía saneada puedes adaptarte a cualquier situación que te enfrente la vida.

Ahora toca ser asincer@ y analizar como manejas tu dinero. Está claro que la pregunta tiene doble vertiente, por un lado hace que reflexiones en tus gastos y por otro lado que analices si es necesario gastar dinero en ciertas cosas cuando nuestra economía esta maltrecha, sobre lo primero debes analizar tus gastos y para ello tienes que saber en qué gastas tu dinero, algo que parece tan sencillo estoy seguro que cuando cojas papel y boli y comiences a escribir cada uno de tus gastos, quedaras totalmente sorprendid@ de muchos de ellos que pasaban desapercibidos ante ti.

Y al averiguar los gastos que tienes, automáticamente averiguaras la necesidad o no de muchos de ellos, y de este modo ya tienes un principio para comenzar a modificar tus finanzas personales, te garantizo dos cosas, una que el cambio de una economía descontrolada no dependerá solo de tu esfuerzo sino de cómo la tengas en el momento de comenzar a solucionarla y la otra es, que si tienes constancia, un plan bien definido y no querer correr más de lo que puedes, tu economía finalmente se saneara.

Por lo tanto una vez te conozcas o mejor dicho cuando te conozcas realmente, serás capaz de cambiar no solo tu economía, sino tu vida entera, porque en la sombra de la tristeza es donde vive tu verdadero ser, lo que ocurre es que un día lo escondiste por temor a que te lo dañaran más veces.

Y sin más te deseo una feliz vida y te mando un beso de todo corazón.