Muy buenas, hoy tratare de reorientar tus pensamientos hacia cuanto ganas cuanto gastas, porque dime la verdad, ¿Te has planteado alguna vez este sencillo dilema? Ya te digo que la mayoría de personas se quejan de lo que sube la vida y de que cada vez se cobra menos, lo cual no voy a poner entre dicho pues es cierto, pero que constantemente te estés quejando si es tu caso ¿Crees que cambiaras el modelo de vida que esta impuesto por personas que las tienes muy alejadas de ti? Ya te digo yo que no, tan solo desgastaras un montón de energía durante todo el día hasta llegar al desgaste total.

Por lo que la situación nos llevaría a si no podemos cambiar lo que nos causa el problema, amol démonos a dicho problema. Para que me entiendas si vives en un lugar que el clima te es perjudicial, cambia de clima.

Soy consciente que a simple vista lo planteo muy simple cuando no lo es, pues en el caso del clima tendrías que cambiarte de trabajo, casa, amigos, etc. Pero es en estas situaciones cuando tienes que valorar si continúas con tu enfermedad o das un giro a tu vida.

En el caso de la economía es igual de simple y complejo a la vez, pero tú decides si continuas amargad@ y quejándote toda la vida o te amoldas a lo que en realidad tienes en este momento. Yo tuve que realizar ese pasó cuando me di cuenta hacia que deriva me llevaba la vida o mejor dicho yo, y por supuesto que no me ha resultado fácil pues en el camino he dejado muchos sacrificios y aun hoy sigo realizando alguno que otro, pero lo que no podía permitirme es engañarme a mí mismo y seguir echando la culpa (que de seguro la tienen) a los empresarios, los políticos, la sociedad capitalista, etc. Y no tomar acción para cambiar dentro de mis posibilidades mi vida.

E mencionado una frase que es muy importante en este tema y puede pasar totalmente desapercibida “dentro de mis posibilidades”, recuérdala siempre porque te servirá para muchas cosas de la vida. Dicha frase abarca la esencia de todo lo que tendríamos que plantarnos antes de realizar cualquier asunto, y no me refiero solo económico sino de cualquier índole, pues es la base de si podemos o no hacer alguna cosa, ya sea comprarnos algo, realizar un esfuerzo físico, ayudar a alguien, etc.

Si esto te queda claro ya tienes medio camino resuelto, pues retomando la economía y una vez ya la tengas controlada, siempre que compres algo te plantaras si está dentro de tus posibilidades o no y por lo consecuente reaccionaras de una forma u otra.

Tus posibilidades no son ni más ni menos que la diferencia entre lo que ganas y lo que gastas, si está en negativo te aconsejo que tomes cartas en el asunto ya sea con  mi curso gratuito “mejorar tu economía en 7 días” o por otros medios, si te sale en positivo esa es tus posibilidades ni más ni menos y lo digo literalmente, puesto que si te vas de más entras en negativo.

Concluyendo, no gastes más de lo que ganas si quieres una economía saneada, y si no la tienes saneada ponte en acción con mi curso y soluciona lo en lugar de seguir con el disco rayado de si ganara…, si no subiera la …., etc.

Como siempre todo está en tus manos, ahora te toca saber hasta dónde estás dispuest@ a llegar para cambiar la situación

Y bueno un día más te deseo una prospera y feliz vida mandando te un beso de todo corazón.