¿Cómo podemos controlar la impaciencia ante un cambio que estamos realizando? Imagínate que quieres cambiar tu economía y ya sea por tu cuenta o en mi curso como mejorar tu economía en 7 días, ves que o el cambio no se realiza o que tarda tanto de un paso a otro que apenas lo percibes, y ante toda esta angustia acudes a métodos poco convencionales que como muchas veces te he comentado son especialmente peligrosos. Por ejemplo en economía serían los que yo llamo vendedores de humo o gurús, que incluso algunos se auto proclaman así, te prometen grandes rendimientos en un corto espacio de tiempo. En el Amor los autonominados sanadores o videntes, que prometen que tu vida cambiara con tal o cual cosa, para cada situación de desesperación podríamos encontrar el nicho de estos personajes que están al acecho como buitres en el cielo esperando que su presa ente apunto para caer sobre ella.

Y ante tal situación ¿qué es lo que puedes hacer? ¿Cómo te puedes proteger de ti mism@ para no caer en dichas garras? ¿Cómo puedo en esta situación limite no caer en las tentaciones? Yo mismo he estado en las garras de muchos de estos personajes, y he desgastado tiempo, dinero y lo más importante energía pues al darte cuenta del engaño, es como si pusieras a todo y tod@s en el mismo saco y no quieres saber nada de nadie durante un tiempo.

Pues con el tiempo fui creando sin darme cuenta un sistema que ya se utiliza en algunos puntos para otros medios. Un plan de choque emocional es como le llamo pero para simplificar lo y no alargarnos en más tiempo del adecuado, retira todas las palabras y deja solo el Plan de acción.

¿En que consiste este plan de acción? Pues en crear unas estructuras y unos posibles escenarios distintos para poder actuar de una forma más o menos automática o en piloto automático, aunque te parezca muy frio te puedo asegurar que es todo lo contrario. Mira te explicare mi forma de pensar cuando andaba tipo Hippy y creando eco aldeas que no era otra cosa que lo mismo que una comuna pero con más espacio individual, en aquellos tiempos no me gustaban nada las agendas, relojes ni programar nada que no fuera para el día siguiente, y de alguna manera está bien este tipo de pensamiento y sobre todo si vivimos en medio de la montaña como Dios nos trajo al mundo, pero con el tiempo y ya metido en el asfalto puro y duro, me he dado cuenta poco a poco que sin una estructura de acción, disciplina y constancia, las cosas que más nos cuestan es imposible cambiarlas, y has leído bien he dicho imposible pues vamos a ponernos en el caso más típico de esta sociedad en la que vivimos, el adelgazar ya sea por exceso de peso, obesidad u obesidad mórbida, aunque en este último caso es más bien un problema clínico de hormonas que el ejemplo que quiero darte. Tu como individuo sabrás que cada primavera, después del verano y después de las navidades, a tod@s nos da por o hacer dieta o apuntarnos en el gimnasio, incluso las dos a la vez, porque en esos periodos o bien queremos ponernos de película o estamos tocad@s porque durante un periodo de tiempo nos pasemos con la comida. Pues quieres saber una cosa un porcentaje muy amplio abandona en el primer mes, los que perduran lo dejan entre el primer mes y el segundo mes, y algún@s mas cabezotas aguantan hasta el tercer mes por que la matricula del gimnasio me salió gratis, podríamos decir que un noventa y cinco por ciento a los tres meses no han llegado.

Sí, no eres un/a bich@ rar@ hay mucha gente que hace lo mismo año tras año, periodo tras periodo y sus resultados se repiten constantemente. Por eso es muy importante el tener un plan de acción, por supuesto que dicho plan no te levantara de la cama para que realices esto o lo otro, pero si tienes bien especificado el plan y tomas un compromiso serio contigo mism@, te aseguro que el cincuenta por ciento ya lo tienes ganado, esto provocará que estés más segur@ de ti mism@ y consecuencia de ello la impaciencia desaparecerá como por arte de magia pues tendrás marcados unos objetivos acorde contigo, sabiendo en qué fecha los quieres alcanzar (se consecuente con tus posibilidades) y por lo tanto te centraras en el día a día o incluso en la hora a hora de tu vida.

Piensa que la impaciencia la causa la incertidumbre y por eso queremos llenarla con falsas esperanzas o con lo primero que nos pongan ante nuestras narices, si quitamos la variante de la incertidumbre con el plan de acción desaparecerá por completo la impaciencia, y si por un casual surgiera una ligera mota de ella, mírate el plan y desaparecerá.

Sé que no es fácil, siempre lo digo pero lo más importante es que no es imposible y que depende solo de ti, de ahí que las tres reglas Un plan, disciplina y constancia y aquí es donde le puedes añadir una cuarta, paciencia contigo mism@, el fallo error es fundamental para crecer de ahí que necesites constancia para cuando falles, te levantes y sigas a delante paso a paso solo centrándote en el siguiente paso y así hasta llegar a tu meta.

Recuerda que el Reto de las tarjetas de crédito está a punto de ser anunciado, por lo que adjúntate a mis redes sociales para estar preparad@, y para principios del próximo año lanzare el reto plan de choque emocional, que estará muy ligado a este episodio por lo que te animo que mires los links de Facebook y solicita amistad.

 

Próximamente voy a lanzar el RETO TARGETAS DE CREDITO 0 si quieres unirte a dicho reto que no tendrá ningún coste para ti y muchos beneficios, estate atento en mis redes sociales https://www.facebook.com/mejorarmieconomia.ricardollastarry.7 o en https://www.youtube.com/channel/UCIY6pg12xideW-fPr4G7ELw?view_as=subscriber y de esta manera no te sentirás tan sol@, espero encontrarte en él y te daré trucos para salir de las dichosas tarjetas de crédito